Acerca de

La línea Arte y educaciónse fundó en 2006, dentro del Departamento de Arte de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, bajo la coordinación de la Mtra. María Estela Eguiarte Sakar, con proyectos de alta incidencia en torno a los fundamentos teóricos metodológicos, así como la puesta en práctica de estrategias en diferentes campos de la educación en donde el arte cumple una función mediadora como medio de aprendizaje significativo, favoreciendo precisamente el desarrollo de un pensamiento creativo y divergente, en base al desarrollo de competencias para la vida. En 2015 la dirección de la Línea fue asumida por la Dra. Luisa Durán y Casahonda Torack, generándose un proceso de replanteamiento de cara a los contextos locales.

El objeto de estudio de la línea en Arte y Educaciónes el arte desde una perspectiva educativa y mediática, así como sus posibilidades de impacto en los sectores menos favorecidos a su contexto socioeconómico y cultural. Para ello, busca generar nuevas metodologías en torno al arte y a la educación pertinentes al contexto latinoamericano; analiza la pertinencia, buenas prácticas y políticas de los proyectos educativos en los museos e instituciones culturales; revisa las políticas públicas y privadas en torno a la administración de la cultura y el arte; propone vías para la educación prospectiva, la construcción de nuevas habilidades y el uso de nuevas herramientas de enseñanza; y, estudia los retos de la educación en el siglo XXI y el impacto en la creación y recepción del conocimiento del arte en las nuevas generaciones. Estos objetivos se logran gracias al trabajo colectivo de sus miembros, ya sea por medio de tesis de grado, o proyectos en conjunto entre profesores y alumnos.

La pertinencia de la línea se inserta de manera orgánica en los intereses y filosofía ignaciana de la Universidad Iberoamericana. La misión de “con y para los demás” se apega al principio fundamental de la línea que busca la democratización de la educación en el arte y la creación de espacios críticos y autocríticos para propiciar la equidad, el respecto y la dignidad de los individuos.